Beneficios del masaje infantil en el tiempo.

Beneficios del masaje infantil en el tiempo.

Estamos en la semana nacional del masaje infantil y seguramente tú, sin saberlo, estás beneficiando mucho más que la piel de tu bebé cada vez que le pones crema hidratante al salir del baño.

Ese momento que vives junto a tu hijo es muy especial. Los disfrutáis juntos y conectáis de una forma única. Tu instinto hace que le beses, le cuides, le acaricies… El tacto es el primer lenguaje, un lenguaje con el que le transmites amor porque a fin de cuentas, lo que haces es mandar mensajes de amor al sistema nervioso de tu hijo.

Elige el momento de alerta tranquila para hacerle un masaje. Es ese momento en que tu peque está receptivo, sus necesidades básicas cubiertas, está tranquilo y te busca con la mirada. Tienes la excusa perfecta para desconectar del mundo. Relájate, olvídate del móvil y disfrutad. Cuando termines, verás que todo lo que tenías en la mente antes del masaje, ahora lo ves con otra perspectiva y hay una cosa buena que quiero destacar; los beneficios del masaje se extienden en el tiempo.

Ten en cuenta que es una actividad que te anima a disfrutar del momento y eso tu hijo lo nota y le gusta. Él irá creciendo y haciéndose mayor, pero conservará esa sensación de seguridad y confianza que tú le has transmitido con las manos. Esos momentos son para hablar y contaros confidencias. Además, te aseguro que llegará el día en que te pidan un masaje porque necesiten consejo, o necesiten sentirse seguros, o necesiten contarte qué ha pasado en el colegio…

Claro, también llega el día en que el masaje te lo dan ellos.

Un masaje es un regalo para toda la vida. Porque no debemos olvidar que la piel es el primer lenguaje.

Responder

Su dirección de correo electrónico no será publicada.