Receta para tener instinto maternal

Receta para tener instinto maternal

Hay madres que dicen que no tienen instinto, pero ¿no lo tienen? ¿se lo estamos bloqueando nosotros con nuestros consejos? ¿si tienen pero no se atreven a seguirlo?.

Yo creo que es un poco de todo. Que la cantidad de información que nos llega hace que dejemos de fiarnos de nosotros mismos y empecemos a pensar, que es mejor usar un aparato que nos diga qué significa el llanto de nuestro bebé, antes que confiar en nosotros mismos y aprender a reconocerlo.

El instinto es algo que sale de las entrañas, sale de dentro de uno mismo y es posible que nos dé miedo dejarnos llevar por él y equivocarnos.

RECETA PARA TENER INSTINTO MATERNAL-PATERNAL:

Lo primero y principal es practicar. Cuantas más veces hago una cosa, mejor me saldrá. Tal vez no a la primera, ni a la segunda, pero poco a poco saldrá bien. Ten en cuenta que si siempre viene tu madre, tu amiga, tu vecina… y se dedican a coger el bebé y cambiarle el pañal, bañarlo, vestirle… ¿tu cuando practicas? Con esto no estoy diciendo que no vengan, estoy diciendo que algo es ayudar de forma puntual y otra que los primeros 6 meses no salgan de tu casa (puede sonar exagerado, pero esto pasa).

Lo segundo, acepta que todos cometemos errores y de ellos también se aprende. Abraza y olvida los errores, esto hará que la próxima vez lo hagas de forma diferente. Por ejemplo, puede que el primer día le pongas el pañal a tu bebé y se lo abroches en la espalda (si, también esto es real) pero la próxima vez sabrás que así no era.

Y tercero, no te llenes de información de mil expertos diferentes, porque te puedes encontrar mil formas diferentes de criar. Además de los consejos de la abuela, la amiga, la vecina… que son con buena voluntad pero no siempre están actualizados. Piensa cuál es tu filosofía de vida y busca acompañamiento/información que sea acorde con tus creencias. Aquí también os voy a poner un ejemplo real: una conocida siempre me preguntaba empezando su frase con «google dice» y cuando yo le contestaba, ella continuaba con «si pero google dice» y así varias veces. Con mucho cariño, pero una vez le contesté «tal vez deberías usar un buscador diferente a google para que te dé otra opinión», en ese momento se dió cuenta que opiniones hay tantas como personas.

Por último, si tu eres la persona que va corriendo a socorrer a una «madre/padre perdido». No lo hagas, no lo socorras. Acompáñale en el proceso y anímale a que lo haga solo. Que vea que tu estás ahí por si te necesita, pero que confías en que ella/él es capaz de hacerlo solo.

Responder

Su dirección de correo electrónico no será publicada.